Español Français Portugues

Saqsaywaman

Sacsayhuamán es palabra quechua compuesta, viene Sacsay que significa saciarse o hartarse, y de huamán que es halcón. El halcón ave de rapiña que abunda en la sierra peruana, fue el protector del primer inka Manko Qhapaj.

Su construcción habría sido iniciada entre los siglos XIV y XV. La culminación de la obra tardó más de siete décadas y requirió el trabajo de unos 20 000 hombres.

En la época inka fue llamada “casa del sol”, y fue un gran centro religioso de gran importancia en la tradición local; cuando los españoles llegaron pensaron que era una fortaleza debido a su posición y forma, que ostenta tres niveles cuyas paredes hechas de andesita finamente colocadas y pulidas dan la impresión de una fortaleza de difícil acceso.

La primera muralla es la más impresionante debido a su imponente presencia, hecha de rocas finamente talladas de 90 a 125 toneladas de peso cada una, haciendo imposible el acceso por otro sitio que no sean las tres puertas de entrada al complejo.

Al frente del complejo se encuentra el conjunto llamado "Suchuna" o rodadero, es una formación natural de roca de origen ígneo que emergió modulando en su superficie curvaturas a manera de toboganes. Hacia el norte de la explanada destaca el trono del Inka, que es una sucesión de escaños labrados en roca. Y mas allá, las famosas chincanas o túneles. Entre ambos lugares se encuentra un inmenso reservorio de forma circular, perimetrado por muros de piedra.

En la explanada de este monumento, el 24 de Junio de todos los años se lleva a cabo la evocación del Inti Raymi o Fiesta del Sol.

En los alrededores se ubica una estatua de Jesús de aproximadamente 25 metros llamado “Cristo Blanco” que fue un regalo de la colonia árabe Palestina al Cusco. Desde ese sitio se tiene una espectacular vista de toda la ciudad del Cusco.